Los colores de los planetas (con imágenes de la NASA)

Entonces, ¿el cielo es azul, anaranjado o de color negro? Pues depende de la hora del día incidencia de la luz sobre la atmósfera.

Cuando estaba en el instituto me enseñaron a hacer una cámara de fotos con una caja de cartón, va en serio. Esto me ayudó a comprender que los colores no existen (¡Ey Newton!) y que son solo una interpretación que hace nuestro cerebro en función de la absorción o la reflexión de la luz en un determinado objeto.

La luz es una onda electromagnética y el ser humano solo puede ver la parte que está dentro del espectro visible: las longitudes de onda que están entre 380 y 750 nanómetros. O lo que es lo mismo: violeta, azul, cian, verde, amarillo, naranja y rojo (el ultravioleta y el infrarrojo están fuera de nuestro alcance).

Como puedes ver el color es algo subjetivo que depende de la incidencia de la luz sobre un objeto y de la capacidad del observador para interpretarla.

Así que cuando observas con tu telescopio desde el jardín de tu casa el color que ves al mirar los planetas no es el mismo que verías si estuvieras en la mismísima cuenca Caloris de Mercurio, por poner un ejemplo, la percepción de la luz es distinta a 149.597.900 km de distancia.

Tampoco puedes fiarte de las típicas (y espectaculares) fotografías de los planetas que circulan por ahí. Lo más probable es que se tiraran usando filtros específicos para astrofotografía o que hayan sido tratadas para destacar y poder apreciar mejor ciertas características de los planetas.

Creo que la mejor manera de definir cuál es el color de un planeta es analizando esto:

  1. La composición de su superficie
  2. y la composición y el grosor de su atmósfera (si es que la tiene, claro).

Los colores de los planetas del Sistema Solar

Al grano.

Según la NASA estos son los colores de cada uno de los planetas del Sistema Solar:

  1. Mercurio→ gris.
  2. Venus→ marrón y gris.
  3. Tierra→ azul, marrón, verde y blanco.
  4. Marte→ rojo, marrón y tostado.
  5. Júpiter→ marrón, naranja y tostado. Y con franjas de nubes blancas.
  6. Saturno→ dorado, marrón y gris azulado.
  7. Urano→ Azul verdoso.
  8. Neptuno→ Azul.

En la siguiente infografía te cuento lo mismo, pero más bonito.

El color de cada planeta del Sistema Solar.
Créditos: El Gran Observatorio.

Si quieres descubrir por qué tienen estos colores lo mejor es que vayamos planeta por planeta para analizar sus características…

¡Sigue leyendo!

1. De qué color es Mercurio

Mercurio es el planeta más pequeño y el que está más cerca del Sol, y esto hace que observarlo y fotografiarlo no resulte nada fácil.

No siempre es visible desde la Tierra, depende de la fase en la que se encuentre, pero cuando está en los puntos de máxima elongación de su órbita y lo suficientemente separado del Sol sí que podrás verlo. Eso sí, solo tendrás unos minutos al anochecer (cuando esté en máxima elongación este) o al amanecer (si está en máxima elongación oeste).

La mejor información de la que disponemos actualmente sobre las características de Mercurio y las mejores imágenes las recogieron estas dos misiones de la NASA:

  1. Mariner 10 (1973 – 1975)
  2. MESSENGER (2004 – 2015)

Ahora mismo hay una misión en curso organizada por la ESA (Agencia Espacial Europea) y la JAXA (Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial) en conjunto. La BepiColombo ya está por allí y ha empezado a enviar imágenes como esta.

Imagen de Mercurio la misión BepiColombo.
Créditos: ESA/BepiColombo/MTM, CC BY-SA 3.0 IGO. https://www.esa.int/ESA_Multimedia/Images/2021/10/Hello_Mercury

Mercurio es un planeta rocoso y su superficie recuerda mucho a la de la Luna por los numerosos cráteres que han sido ocasionados por los impactos de meteoritos. Su atmósfera es tan fina que no es capaz de realizar la misión protectora que hace la atmósfera de la Tierra.

En realidad, Mercurio solamente tiene una exosfera formada principalmente por oxígeno, sodio, hidrógeno, helio y potasio. Lo bueno es que, al ser tan fina, no dificulta la observación de su superficie por las sondas de exploración.

Si estuviéramos en Mercurio lo veríamos de color grisáceo y con tonos marrones.

Se piensa que existe una alta proporción de magnesio y silicio en su superficie, pero por ahora no hay demasiados datos fiables que se puedan analizar ya que es posible que la alta radiación solar haya alterado las propiedades ópticas de estos minerales.

Cuando BepiColombo nos saque de dudas prometo actualizar esta parte del artículo 😉

Algo que llama mucho la atención de la superficie del planeta son los crater rays, son esas líneas luminosas que salen de los cráteres (fíjate en la siguiente imagen). Cuando un meteorito choca con el planeta crea un cráter y una gran cantidad de arena triturada por el impacto sale lanzada sobre la superficie creando una red de partículas finas que reflejan mucho más la luz que los grandes bloques de roca.

El color del planeta Mercurio.
Créditos: NASA/Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory/Carnegie Institution of Washington.

2. De qué color es Venus

Al ser visto desde la Tierra, Venus es un astro muy luminoso… y la culpa la tiene su atmósfera. La atmósfera de Venus es muy densa y está compuesta por dióxido de carbono, nitrógeno y dióxido de azufre. Esto hace que:

  1. refleje mucho la luz del Sol (por eso es tan fácil verlo a simple vista),
  2. que tenga ese color amarillento tan característico
  3. y un horrible efecto invernadero que hace que su temperatura llegue hasta los 460°.
El color del planeta Venus.
Créditos: NASA/JPL-Caltech.

Venus es un planeta rocoso, pero su atmósfera es tan densa que no permite ver su superficie desde el espacio y nos impide ver su imagen. Hasta el momento solo ha sido posible aterrizar en el planeta en varias pocas ocasiones. Durante los años 70 y 80 la misión rusa Venera consiguió atravesar su atmósfera y enviar algunas imágenes de la superficie de Venus antes de achicharrarse.

Mira esta.

El color de la superficie de Venus puede que sea de color gris.
Imagen de la superficie de Venus tomada por la sonda Venera en 1982. Créditos: Venera 13/Don P.Mitchell.

La fotografía muestra un planeta terrestre con una superficie árida y rocosa. La atmósfera de Venus filtra el color azul, así que, no se pudo determinar el color real de su superficie, pero se piensa que es gris (similar al de Mercurio o la Luna) por la gran cantidad de basalto que hay en la superficie.

3. De qué color es la Tierra

Estoy seguro de que has visto cientos de imágenes de la Tierra desde el espacio… pero, ahora, es posible que la veas en persona. Solo tienes que hablar con Richard Branson, soltar unos 450.000 $ y después de un par de días de entrenamiento estarás flotando y disfrutando de las vistas.

Y ya de paso que vas en uno de los vuelos de Virgin Galactic podrás sacarnos de dudas y confirmarnos que la Tierra no es plana (lo siento, no he podido evitarlo 🙂 ).

El color azul de la Tierra se debe a su atmósfera y a la gran cantidad de agua que hay en su superficie.

La atmósfera es densa y al estar formada por nitrógeno y oxígeno hace que, entre otras cosas, la luz azul se disperse más. Y, además, el agua de los océanos absorbe las longitudes de onda de color rojo.

Atmósfera + océanos = azul

Imagen de la Tierra en la que destaca su color azul.
Créditos: NASA/NOAA/GOES Project.

Además del color azul también se puede ver el blanco de las nubes y grandes masas de hielo; el verde de los bosques y los lugares en los que hay bastante vegetación; el marrón de las cadenas montañosas y el amarillo de los grandes desiertos.

4. De qué color es Marte

Los rovers Opportunity, Curiosity y Perseverance se han hinchado a enviar imágenes de Marte durante los últimos años.

Mira este selfie que se hizo el Curiosity.

Imagen del rover Curiosity en Marte donde destaca el color rojo.
Créditos: NASA/JPL-Caltech/MSSS.

A diferencia de la de Venus, la superficie de Marte está muy bien estudiada y se sabe que existe una gran cantidad de óxido de hierro (es de color rojizo) en forma de polvo que sube hacia la atmósfera y hace que al observarlo desde el espacio parezca que Marte es predominantemente de color rojo.

Imagen en la que se aprecian los diferentes colores de la superficie de Marte.
Créditos: NASA/JPL-Caltech.

Pero en realidad, en la superficie del planeta rojo también están presentes colores como el marrón, el dorado o el blanco del hielo de sus casquetes polares y de las nubes formadas por hielo seco o por dióxido de carbono congelado.

La atmósfera de Marte está formada por dióxido de carbono, nitrógeno y argón. Pero es tan fina que permitiría ver con claridad la superficie del planeta si no fuera por esas dichosas partículas de polvo suspendido. Sobre todo, cuando se produce alguna de sus famosas tormentas de arena que llegan a cubrir el planeta entero durante meses.

5. De qué color es Júpiter

Júpiter es una gran bola de gas en una tormenta perpetua. Es un planeta gigante gaseoso (no tiene una superficie terrestre como la de los planetas anteriores) que está compuesto principalmente por hidrógeno y helio.

Es 2 veces más grande que el resto de los planetas del sistema Solar juntos, pero gira a un ritmo vertiginoso: un día en Júpiter solamente dura 10 horas.

Que gire tan rápido sobre sí mismo hace que se formen fuertes corrientes en chorro que pueden alcanzar los 540 km/h y que crean esas franjas de colores tan reconocibles:

  1. A las más oscuras se las conoce como bandas. Son naranjas y marrones y se piensa que su color se produce por la presencia de azufre y fósforo.
  2. A las más claras se les llama zonas. Están a mayor altitud y su color blanco se debe a la presencia de hielo de amoniaco.
Imagen en la que se pueden ver los colores de Júpiter.
Créditos: NASA, ESA, A. Simon (Goddard Space Flight Center), and M.H. Wong (University of California, Berkeley).

Pero la peor tormenta de Júpiter es un remolino dos veces más grande que la Tierra, que lleva más de 300 años activo y con unos vientos que llegan a alcanzar los 640 km/h.

Es la f***ing Gran Mancha Roja.

Imagen en la que se ven los colores de La Gran Mancha Roja de Júpiter.
Créditos: NASA/JPL/Space Science Institute.

Su color suele variar bastante, puede pasar de un rojo muy vivo a un tono mucho más pálido. No se sabe cuál es la razón de su color, pero los científicos piensan que puede ser una reacción producida por la radiación solar en los gases de hidro sulfuro de amonio que suben de la atmósfera más baja.

6. De qué color es Saturno

Saturno es muy similar a Júpiter:

  1. Es un planeta gigante gaseoso
  2. que está compuesto principalmente por hidrógeno y helio
  3. y que también tiene franjas que lo cruzan de lado a lado.

Pero como Saturno tiene una densidad menor que la de Júpiter, sus franjas son más anchas cerca del ecuador y mucho más tenues, esto hace que parezca que el planeta tiene un color casi homogéneo.

La parte de hidrógeno de Saturno le da un color rojo intenso que queda tapado por las nubes de amoniaco que están en una capa más alta de la atmósfera. Estas nubes adquieren un color blanco por su exposición a la radiación ultravioleta del Sol.

Al final, la combinación de los dos colores hace que Saturno tenga un color dorado pálido.

Imagen en la que se pueden ver los colores de Saturno y sus anillos..
Créditos: NASA, ESA, A. Simon (GSFC), M.H. Wong (University of California, Berkeley) and the OPAL Team.

Los anillos de Saturno están formados predominantemente por hielo de agua lo que hace que tengan un color blanco teñido ligeramente por un azul claro.

Pero en los añillos también pueden verse otros colores como el gris, el rosa o el marrón. Estos colores se generan por la contaminación de otros materiales presentes en los anillos como compuestos de carbono o asteroides rocosos que quedaron atrapados.

7. De qué color es Urano

En 2011 la sonda New Horizons atravesó la órbita de Urano en su camino hacia Plutón, pero en ese momento el planeta se encontraba lejos de ese lugar y, encima, la New Horizons estaba en modo reposo…

Así que las mejores imágenes que tenemos de Urano son las que hizo la sonda Voyager 2 allá por el año 1986.

Imagen en la que se pueden ver el color azul verdoso de Urano.
Créditos: NASA/JPL.

Urano es un planeta gigante helado, esta es la denominación científica usada para diferenciar a planetas con sus mismas características de gigantes gaseosos como Júpiter o Saturno.

Está formado por hielo y, también, por gases: su atmósfera está compuesta principalmente por hidrógeno, helio, una pequeña cantidad de metano, agua y amoniaco.

Y de entre todos los elementos presentes en su atmósfera, el metano es el responsable de que Urano tenga ese color azul verdoso tan característico. Este gas impide que las longitudes de onda de color azul atraviesen la atmósfera haciendo que las refleje al espacio.

Cuando la Voyager 2 se acercó pudo comprobar que existían algunas nubes, una Gran Mancha Oscura y otra más pequeña. Se piensa que este tipo de manchas se producen a consecuencia de la incidencia de radiación solar en zonas en las que comienza a darle la luz después de muchos años en oscuridad.

En 2021 el Hubble capturó otra imagen espectacular en la que se veía todo el hemisferio norte iluminado como consecuencia de la mayor radiación solar que estaba recibiendo el planeta durante su primavera.

Imagen en la que se aprecia el color blanco del hemisferio norte de Urano.
Créditos: NASA, ESA, A. Simon (Goddard Space Flight Center), and M.H. Wong (University of California, Berkeley) and the OPAL team.

8. De qué color es Neptuno

Neptuno es un planeta similar a Urano, es un gigante helado con una densa atmósfera compuesta por hidrógeno, helio y metano (en menor cantidad) que se fusiona con un manto compuesto por agua, metano y amoniaco helados.

Sin embargo, Neptuno tiene un color azul mucho más intenso. Se especula que la causa de que tenga este color puede ser una de estas:

  1. Su atmósfera tiene una mayor proporción de metano y amoniaco que la de Urano
  2. Se encuentra a mayor distancia del Sol y le llega menos radiación
  3. Puede que su atmósfera tenga algún elemento todavía desconocido

Otra diferencia, dentro de las similitudes con Urano, es la aparición de las manchas oscuras en su atmósfera. En Neptuno son más habituales y fáciles de apreciar, es común verlas aparecer y desaparecer en un periodo relativamente corto de tiempo.

En 1989 la sonda Voyager 2 capturó una imagen de lo que se denominó La Gran Mancha Oscura de Neptuno: un huracán con los vientos más fuertes de todo el Sistema Solar (2000 km/h) y con un tamaño similar al de la Tierra.

Imagen en la que se pueden ver el color azul de Neptuno.
Créditos: NASA/JPL.

###

Queda muy poco para que el ser humano vea con sus propios ojos el color rojizo de Marte y para que pise con sus propios pies la superficie del planeta, pero si pudieras llegar hasta cualquiera de los planetas del Sistema Solar, ¿a cuál te irías?

Responde en los comentarios 😉

Deja un comentario